Posteado por: Diego Arbulú | marzo 26, 2011

De nuevo, apuntes varios

Por falta de inspiración, flojera o cansancio verídico, aunque tengo ganas de escribir, no me alcanza la voluntad para redactar un artículo completo, así que escribiré breves líneas sobre diversos temas. Pronto retomaré las lecturas, cambiarán los ánimos y volverá la musa creadora para postear artículos más extensos y enriquecedores.

Primero, quiero aprovechar este espacio para felicitar a Guillermo y a Omar. Muchachos, se lo merecen, soy consciente de su esfuerzo y dedicación, los felicito de forma sincera y no queda sino decirles que espero sumarme a ustedes el próximo año. Tengo fe de que así será.

Ayer conocí a PPK. Bueno, ya lo había visto en persona en octubre, cuando fui a un Seminario sobre Cambio Climático en la Cámara de Comercio de Lima y el expuso sobre la problemática del agua. Sin embargo, ayer tuve la oportunidad de tomarme una foto con el. Es curioso, en los últimos días he visto a Keiko, a Toledo, a Castañeda (con quien conversé, pero no me tomé una foto) y ayer a PPK, y el único que causó una impresión positiva y sincera entre la gente del trabajo fue este último.

Esta semana ha sido un festival de comida chatarra. El martes almorcé arroz con langostinos comprado en una cevichería cercana a mi casa. Lo bajé en la noche fumando un purito Montecristo y viendo la luna, que esa noche me pareció más grande que la del sábado (el pasado sábado en general no fue una buena noche, tal vez nos vimos afectados por la luna, quién sabe…) y teñida de rojo. Quise tomarle una foto, pero la cámara estaba sin pilas. Shit happens… El miércoles, por acumulación de trabajo, no pude almorzar, pero en la noche abusé comprando dos pizzas familiares de Papa John’s. Habré comido unos 9 pedazos con varios vasos de Coca Cola. Unas amigas me ayudaron a completar la tarea, terminando en una especie de reunión que debe volver a repetirse pronto. En la misma línea, el jueves almorcé un doble cuarto de libra de Mc Donald’s, en combo grande como Dios manda, y el viernes almorcé lo mismo (en Mc Donald’s) y cené una pizza personal de Papa John’s. Colesterol directo a la vena, pero la verdad es que he bajado de peso por el trabajo y el calor. Seguro me recuperaré (es decir, recuperaré esos kilos) una vez que llegue el invierno.

Tengo ganas, urgencias diría yo, de viajar. A donde sea, y por trabajo, no importa. Pero necesito salir de Lima. Necesito cambiar de aires por unos días, conocer otros lugares. Tuve una reunión el jueves y se tocó ese tema, y se habló de la necesidad de que viaje (por trabajo claro está, pero no importa). Ojalá tenga suerte y sea relativamente pronto. Estoy a la espera de que se organice un cronograma de viajes y me iría feliz a Juliaca o Andahuaylas (sin desmerecer, lo digo por el frío que hace en una y por la particularidad del aeropuerto de la otra).

https://diegoarbulu.wordpress.com. Derechos reservados 2011.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: