Posteado por: Diego Arbulú | enero 5, 2011

Empezando el año

¡Feliz año nuevo para todos los lectores del blog! No sé para ustedes, pero en general el 2010 fue un buen año para la mayor parte de personas que conozco. Encontré un nuevo trabajo en el que me siento a gusto, con personas que aprecio (siempre es bueno gozar de buen clima laboral) y que han facilitado mi integración y el desarrollo de mis funciones (es un área nueva en la empresa y los procedimientos han ido desarrollándose sobre la marcha, afortunadamente de forma exitosa). Gracias a este nuevo trabajo tuve la oportunidad de viajar al Cuzco, uno de mis asuntos vitales pendientes, en el mes de noviembre (y también a Arequipa, pero menciono en especial al Cuzco por su carga histórica y su simbolismo como centro turístico. Aún así la “Ciudad Blanca” me gustó mucho, espero volver pronto). Este año además el Perú obtuvo su primer Nobel, en literatura, con Vargas Llosa, merecidísimo desde hacía ya tiempo.

Y este año ha comenzado con fuerza, lo recibí preparándome para trabajar, ya que en la madrugada del primero de enero trabajé, un día particularmente tranquilo valga acotar. Muchas personas indican que hay que verle el lado positivo al empezar el año trabajando, me sumo a esta visión, esperemos que ni el trabajo ni la salud falten durante el 2011.

Tengo pendiente el escribir sobre mis viajes del pasado noviembre, ya que este mes continúan las travesías y no quisiera que el contenido y las observaciones mentales que consideré se acumulen y terminen distorsionándose. Yo, que siempre me he jactado de mi buena memoria, empiezo a tener una que otra laguna mental (que son más bien charcos y se resuelven en cuestión de segundos), tal vez sea por la edad (cumplo 27 este año) o simplemente le de más importancia de la que tiene.

He tomado la determinación además de leer lo más que pueda durante este año. Soy un voraz comprador de libros (debo haber comprado unos 65 en los tres años que llevo de vuelta en Lima, sin contar los que me han regalado), pero muchos terminan en el olvido, luciéndose en los dos libreros que he tenido que comprar para mantener el orden, incluso conservan aún su forro de plástico. Pues bien, ya no será así, y empezaré a leer a buen ritmo, uno semanal. En estos momentos estoy leyendo “El Sueño del Celta”, obra de nuestro Nobel. Y sin mencionar la alegría que me causa la visita de una persona muy especial durante el mes de febrero. La veré sólo unas pocas horas, pero desde ya espero con ansias ese momento.

Que el 2011 les traiga a todos prosperidad, momentos felices, salud, trabajo, amor y demás energías positivas.

https://diegoarbulu.wordpress.com. Derechos reservados 2011.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: