Posteado por: Diego Arbulú | junio 17, 2010

Desmitificando el fútbol africano

Hoy, con la derrota ante Grecia, Nigeria se convirtió en el segundo equipo africano eliminado en lo que va de torneo. Recordemos que hay seis selecciones de África participando en el Mundial: Sudáfrica, el anfitrión, Nigeria, Ghana, Costa de Marfil, Camerún y Argelia.

Cada cuatro años, cuando comienza el Mundial, siempre escucho comentarios como “este será el Mundial de los equipos africanos”, “los equipos africanos están fuertes”, “vamos a ver qué hace la selección x porque su estrella, fulanito, la está rompiendo”, entre otros, siempre destacando las supuestas ventajas del fútbol de aquella parte del mundo y esperando que cumplan con un papel destacado, e incluso hay quienes se atreven a decir que “en este Mundial habrá una selección africana en la final”.

A ver si analizando lo que llevan haciendo los equipos de África en este mundial, que se juega en su continente por primera vez (y pasarán varias décadas antes de que se vuelva a organizar en un país de África), termina cayéndose el mito de que son selecciones competitivas preparadas para alcanzar un nuevo nivel en materia futbolística.

Para empezar, el anfitrión. Un equipo mediocre que, de no ser porque recibe el evento, ni siquiera estaría participando. Nada que destacar, si acaso su número 10, Pienaar, al que sigo desde cuando jugaba en el Ajax a inicios de la década, y que en los dos partidos que ha jugado ha estado más bien flojo. Una selección que ganó apuradamente algunos amistosos antes de iniciar el Mundial, uno de ellos por cinco goles pero con escandalosa ayuda arbitral. Les falta disciplina y ni siquiera la presencia de un campeón del mundo como Parreira ha podido dársela. No sé cómo México empató con Sudáfrica, por nombres y hombres debió haber ganado sin mayores apuros, habrá que atribuírselo a las infernales vuvuzelas o a los nervios de abrir el campeonato frente al anfitrión, porque por fútbol la diferencia es notable. Uruguay les jugó un partido abierto y les metió 3, aunque Luis Suárez hizo lo que se le dio la gana con su defensa. Se quedaron en inferioridad numérica por una expulsión absurda, infantil, típica de la indisciplina y falta de rigor táctico de los equipos africanos. Ahora, con 1 punto de 6 posibles (igual que la penosa selección francesa), sólo parece quedar resignada a jugar su último partido de la fase de grupos y seguir el Mundial por tv.

Hoy, Nigeria. Otro equipo que es mucho ruido y pocas nueces. El mejor equipo nigeriano que he visto fue el del período 1994-1998. Después, nada. Contra Argentina no fueron capaces de vulnerar la defensa improvisada que Maradona planteó por la derecha con Jonás Gutiérrez. Perdieron 1 a 0 por descuidar la marca en un córner. Notable la actuación de su portero en especial ante los embates de Messi, evitando una goleada de escándalo. Pero lo peor vino hoy ante Grecia. Si estás ganando 1 a 0 ante un equipito tan limitado como el griego (vamos, otro equipo malo) no puedes permitirte el lujo de quedarte con un hombre menos por una falta tan absurda. La falta no era nada necesaria, se produjo estando la pelota fuera de la cancha, cuando el griego se disponía a hacer un saque de banda. Una infracción estúpida que le costó el partido y la clasificación a octavos al quedarse el equipo con diez, propiciando la remontada griega. Eso muestra que el equipo no tiene disciplina y que la anarquía puede manifestarse en cualquier momento en la cancha. En un Mundial esos errores no se perdonan. Una frase lo resume todo: El partido de hoy les salió tan mal, que le dieron esperanzas a los griegos, que, felicitaciones, hoy marcaron su primer gol en campeonatos mundiales (y su segundo).

Lo de Camerún también fue una vergüenza. Japón era el rival más fácil del grupo, tres puntos fijos para cualquier equipo con aspiraciones. Y no pudieron ni empatarle. Lo más patético es que el día anterior Samuel Eto’o (buen jugador, pero un bocón) dijo que Camerún podía “ser campeón del mundo”. Si hermano, claro que puede, pero se te olvidó especificar a qué deporte te referías. No está eliminado, es cierto, pero le falta jugar con Dinamarca y Holanda, y esperar resultados de japoneses y holandeses, que ya le sacaron tres puntos. Más allá de que estén o no ya eliminados lo que destaco acá es la pobrísima calidad mostrada hasta el momento y el desarrollo de una tendencia que parece indicarnos que no avanzarán muy lejos en este Mundial, para variar.

Y qué decir de Argelia. En la Copa Africana de comienzos de año tuvieron un buen papel, pero el Mundial les queda grande, muy grande. Hubiese preferido que Egipto se clasificara, me parece que tiene más carácter. Perdieron ante Eslovenia, el equipo más débil a priori del grupo. ¿Qué esperar entonces de cuando jueguen ante Inglaterra y Estados Unidos? Una derrota más y chao, estás fuera. Así es en los Mundiales, acá no hay mañana, ni siquiera en fase de grupos. Los errores se pagan caro y el que se equivoca se va.

Pero no todo es malo. Hay que destacar el juego de Ghana, que ya tiene tres puntos tras su victoria sobre Serbia. Tres puntos de oro, porque creo que los ghaneses tienen potencial para ganarle a la débil Australia con lo que asegurarían su pase a octavos independientemente de cómo les vaya ante Alemania. Lástima que no esté Essien, su baluarte en el medio campo. Ojalá la falta de experiencia en estas instancias no les afecte y puedan avanzar con éxito. E igual Costa de Marfil, aunque está más complicado porque tiene sólo un punto y su grupo es más peleado por el nivel de los rivales. Al menos puntuó contra un equipo que se presume superior como Portugal. Sin embargo también noté un poco de anarquía en su planteamiento, les falta orden, y no hay nadie que pueda suplir a Drogba, ni como delantero ni como líder en la cancha. Ojalá que para el siguiente partido pueda ser titular porque hace bastante falta, incluso puede resolver partidos con pelota parada, algo valioso en este Mundial por los problemas que el balón ocasiona a los porteros.

Ojalá por el bien del continente que al menos esas dos selecciones cumplan con un papel destacado, los africanos y el fútbol se lo merecen, pero dejemos de ensalzar a equipos que aún no demuestran nada. Falta mucho para que el fútbol en África alcance el nivel de selecciones europeas o sudamericanas, no pretendamos que eso ocurra de un día para otro. Sólo el esfuerzo, la experiencia, la constancia y la dedicación les garantizarán el éxito. Que el balón siga rodando.

https://diegoarbulu.wordpress.com. Derechos reservados 2010.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: