Posteado por: Diego Arbulú | mayo 24, 2010

Chávez, Polar y la libertad de consumo

Atentando contra las más básicas libertades individuales y económicas, Hugo Chávez amenaza con “ir contra la Polar” e incluso cerrarla. Para las personas que no están familiarizadas con el nombre de esta empresa, es uno de los principales consorcios productores de alimentos en el país. Tres de los sabores más característicos de Venezuela, la Harina PAN, la malta que se comercializa con el nombre de Maltín Polar y la cerveza Polar, son marcas de Empresas Polar. Patrocina a equipos deportivos, campeonatos del deporte más popular del país (el béisbol) y por antonomasia es la marca que evoca los productos más añorados por los venezolanos que están en el exterior. La marca con el logo del oso es parte de la mesa de los hogares venezolanos desde hace décadas.

La incapacidad que muestra el gobierno venezolano para abastecer a la población con alimentos ya es legendaria. No ha bastado con crear el sistema de mercados MERCAL, ni con controlar el mercado de divisas con puño de hierro. Tampoco ha sido suficiente destinar recursos de PDVSA para parchar este problema, con la creación de PDVAL (PDV Alimentos). Luego se pasó a las expropiaciones, con Hipermercados Éxito por ejemplo, para contar con una red, ya montada, ya establecida, para suministrar alimentos a los venezolanos. Eso también es digno de resaltar: el gobierno bolivariano ha sido incapaz de implementar un sistema eficaz para que la población acceda a comprar alimentos, y aún disponiendo de recursos como nunca antes otro gobierno en la historia de ese país, ha terminado acudiendo al sector privado. No para asociarse, no para apoyarse, no para potenciarlo y facilitar que el sector privado complemente los esfuerzos del gobierno, sino para expropiarlo y sacarlo del mercado, para eliminarlo como competidor empleando su fuerza abusiva y el control que ejerce sobre las instituciones. O me das tu empresa en bandeja de plata o te enfrentas con mis círculos bolivarianos, con mi Guardia Nacional, con mis soldados, ya todos me parecen lo mismo.

Con tremenda recompensa del día, ¿quién podría quejarse?

El gobierno ha mostrado una miopía dolorosa para darse cuenta que sin el esfuerzo del sector privado la situación de escasez se prolongará indefinidamente. Es un hecho, que muchos de los países de la región han aprendido tras años de crisis, déficit y bancarrota, que nacionalizar empresas de consumo, productoras de bienes, sólo genera carga y pérdidas para el país, sin mayores beneficios. El Estado es mal administrador y las consecuencias las paga la población. El dinero no es del gobierno, es del pueblo. De ese mismo pueblo que languidece esperando que al Faraón de Sabaneta se le ocurra una solución milagrosa para acabar con el problema del desabastecimiento en mercados, supermercados, bodegas y todo negocio que expenda alimentos.

Y es que el control cambiario es una carga extra y demasiado pesada para los pocos que aún tengan iniciativa de generar inversión y riqueza desde el sector privado. Acudir al mercado paralelo para que tu negocio pueda seguir funcionando es un dolor de cabeza mayúsculo. Pero ahora, con el proceso político tan radicalizado, con la escasez de productos básicos, con el incremento del control social por parte del gobierno, con la reelección indefinida, eliminar el control cambiario sería demasiado peligroso para Chávez y su gobierno. La fuga de capitales que se generaría desestabilizaría demasiado a la economía de Venezuela, fuga de cerebros, emigración de empresas hacia países más estables y con las reglas de juego mejor definidas. El golpe sería muy duro, ahora sólo queda mantener el sistema y esperar a ver qué pasa. Cada vez que hablo con amigos o amigas sobre la posibilidad que vengan a visitarme siempre el primer tema que se menciona es “Pero hay que hacer el trámite con CADIVI…”, y esperar que el ente regulador de las divisas se digne a considerar tu caso y a determinar cuántos dólares te va a soltar para que puedas viajar sin pasar penurias. Ay del que sufra un contratiempo o percance al estar con la bolsa de viaje limitada: Simplemente se jodió.

Ayer en el programa que tiene todos los domingos, Chávez se refirió a la posibilidad de dirigir sus baterías contra Empresas Polar. La joya de la corona de las empresas de alimentos de Venezuela. Un nuevo ataque contra el cada vez más reducido y debilitado sector privado. Y lamentablemente ese tipo de amenazas sobre expropiación se deben tomar en serio. Si hacemos un poco de memoria recordaremos cuando Chávez, hace unos meses, recorría las calles de Caracas señalando edificios y casas, y empleando referencias históricas de dudosa veracidad, declaraba “¡se expropia!”. Y así, si tu casa o negocio estaba en el camino del dedo del gorila, pues no había vuelta que darle. A bajar la cabeza frente al autoritarismo bananero.

Pero este ataque verbal (esperemos que sólo verbal) contra Empresas Polar traía además una serie de observaciones u opiniones de carácter personal, pero que como vienen de una persona que concentra todos los poderes que se suponen deberían ser autónomos, pueden ser tomadas como posturas oficiales del gobierno venezolano. Chávez dijo que no le interesa que Polar produzca cerveza, que de ser por el, la empresa se dedicaría a producir alimentos o helados, porque el pueblo de Venezuela no necesita cervezas. Señaló que gran parte de los crímenes que se cometen en Venezuela tienen su origen en el consumo excesivo de esta bebida. Osea, al más puro estilo “Ley Seca” de Estados Unidos (que resultó un fracaso rotundo) en los años 1920, cree tener la potestad y facultad de restringir y opinar sobre lo que se consume de forma individual, lo que es potestad de cada persona como individuo, uno de los derechos más básicos y elementales: El poder decidir qué carajos es lo que vas a tomar o comer.

Claro que al declarar estas barrabasadas no comentó nada sobre el fracaso de su gobierno en frenar a la delincuencia. Al parecer los delincuentes salen a las calles a robar y matar siempre motivados por un elemento externo: La televisión, el internet, el capitalismo, la cerveza, los videojuegos, etc. Que estos elementos sean en parte responsables puede ser materia de debate. Pero lo que es una realidad que no admite discusiones es que en Venezuela se vive una sensación constante de impunidad y el gobierno no hace nada por remediar esa situación. Es simple: Sales a la calle y sabes, tienes la certeza que, si te atracan y te terminan matando por robarte un celular, reloj o un par de zapatos, el criminal no va a pagar por su crimen. Eso también debe ser culpa de la cerveza…

Al señalar que la cerveza no es una necesidad para los venezolanos hubiera sido conveniente que aclarara cómo los venezolanos pueden satisfacer sus necesidades con los miles de millones de dólares que el gobierno destina para comprarle armas a Rusia. La cerveza no es una necesidad para el pueblo. Los AK, los Sukhoi y los tanques si. Y claro, si tu círculo, si tu camarilla está acostumbrada a beber Etiqueta Azul y Buchanan’s de 18 años, obviamente descartarás el consumo de cerveza.

Parece que el Araguato Presidente olvida que el consumo de cerveza en Venezuela es uno de los más altos per cápita del mundo, y es un producto relacionado con la clase trabajadora, la que se parte el lomo trabajando durante la semana para disfrutar sus Polarcitas desde las noches de los jueves. El consumo de cerveza no tiene nada que ver con el grado de desarrollo o productividad de un país, miremos el ejemplo alemán para tenerlo más claro. Chávez, preocúpate por temas como mejorar la educación o los programas para luchar contra la inseguridad que flagela al pueblo. La cerveza, así como la arepa elaborada con harina de maíz (como la Harina PAN), forman parte de la esencia del venezolano. Sería gracioso que Chávez adopte una medida tan impopular como cerrar la fábrica de cerveza más grande del país. Tal vez eso obre el milagro y el gobierno caiga por una suerte de Revolución de la Cerveza, emulando a Portugal y sus claveles.

Gracias a mi amiga Anyela por prestar su imagen para este artículo. Besos guapa!

https://diegoarbulu.wordpress.com. Derechos reservados 2010.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: