Posteado por: Diego Arbulú | marzo 28, 2010

¿La “Hora del Planeta”?

El día de ayer, 27 de marzo, millones de personas se sumaron al esfuerzo conocido como “La Hora del Planeta”, que consiste en apagar las luces y los artefactos eléctricos por una hora para ayudar a combatir el calentamiento global.

Idea loable, pero absurda, creo yo. Es muy idealista pretender contribuir a evitar el calentamiento global con una iniciativa así de mísera. Es como querer eliminar la pobreza de un país dándole 5 dólares a un mendigo un día al año. Un curita para combatir una gangrena o una aspirina para pretender curar el cáncer. Así de inútil es el esfuerzo desplegado con la iniciativa de la “Hora del Planeta”.

Se que lo importante acá puede ser tal vez el simbolismo de tener a millones de personas involucradas en la misma iniciativa, pero seamos sinceros: La situación actual con respecto al medio ambiente no permite ya el tomar medidas simbólicas, sino efectivas. Que un país apague las luces de los edificios públicos por una hora mientras que en el resto de las horas del año su gobierno pone trabas absurdas para promulgar una legislación coherente en materia climática es totalmente surrealista. Que los ciudadanos de los países desarrollados dediquen una hora al año a apagar sus luces mientras que sus países producen la mitad de la contaminación mundial con dióxido de carbono es absurdo. Que en Sudamérica haya gente que pase una hora en medio de la penumbra de sus casas mientras que la quema de bosques continúe en la Amazonía, siendo esta actividad culpable de más de 2/3 de la contaminación que se produce en la región, no tiene sentido alguno.

He visto a muchos colgando imágenes sobre la Hora del Planeta en Facebook, colocando frases llamando a participar en el evento, animando a sus amigos a apagar las luces, uniéndose a grupos relacionados con el caso o haciéndose fans de la actividad en cuestión. ¿No hubiese sido mejor tener la computadora apagada en lugar de perder ese tiempo haciéndote fan de eso, colgando esa imagen o escribiendo esas líneas? Yo no voy a ser tan hipócrita, prefiero ser consecuente. No creo en esas medidas simplonas. Creo que cada uno de nosotros podemos contribuir de una forma más útil y prolongada con la conservación del planeta sin asumir papeles de mártires sufridos haciéndonos fans de Yo también voy a apagar la luz este 27 de marzo. Por favor…

Y ejemplos hay muchos. Hoy estuve en una tienda donde se venden artículos para el hogar, muebles, artículos electrodomésticos, artículos de jardín y otras cosas. A eso de las 7 y pico de la noche anunciaron por los altavoces que “se sumarían a la Hora del Planeta e invitaban al público a hacer lo mismo en sus hogares”. A las 8:30 pm, la hora en la que el evento se iniciaba en el Perú, apagaron varias luces, atenuaron otras, apagaron los televisores y los equipos de sonido. Muy bonito todo, pero ¿sabían que el resto del año, mientras la tienda está abierta, los televisores que están como muestra permanecen encendidos todo ese tiempo? ¿o que las lámparas que están en exhibición permanecen encendidas durante las más de diez horas del día en las que atiende dicho local? Y muchas tienen varios bombillos, no uno ni dos. Y lo mismo con el resto de equipos que están a la venta, desde equipos de sonido hasta home theaters.

Apaga tu luz si quieres, o bájala, o apaga los televisores si te da la gana, pero no seas hipócrita afirmando que te vas a unir al esfuerzo por conservar el planeta cuando usas la energía con tal derroche. Se que es parte del negocio, pero esa falsa hipocresía me molesta. ¿Qué efectos crees que puede tener esa acción? Apuesto a que la factura de electricidad le va a llegar igual de cargada este mes, tal y como los restantes once meses del año.

¿Quieres contribuir realmente a evitar el calentamiento global? Entonces infórmate sobre los efectos que el mismo ya está causando en el país y en el mundo. Preocúpate porque el tema empiece a formar parte de las campañas políticas que habrá en el Perú este año y el que viene. Crea conciencia entre la gente que te rodea para formar cultura de ahorro energético a largo plazo, los 365 días del año, y que el aporte de las personas no se concentre sólo en apagar la luz una hora sólo porque es parte de una campaña de tv y Facebook. Cada uno de nosotros es un factor de cambio que puede multiplicar el efecto de la prevención y la conciencia actuando adecuadamente. Ahorra agua potable, no botes basura en las calles, revisa tu auto para evitar el exceso de emisiones de carbono. Nuestro país está en el podio de los más afectados por un eventual incremento de los efectos del calentamiento global. Muchas veces, debo reconocerlo, fui irónico y cínico respecto al tema, pero ya sería un imbécil si no me diera cuenta que los efectos son ya palpables. No esperes que pase un año para actuar, desarrolla tu conciencia desde ya. Nadie dice que debemos convertirnos en talibanes del medio ambiente, pero con medidas simples y sencillas podemos contribuir mucho a la causa.

Si quieres más información sobre cambio climático, te invito a leer mi artículo https://diegoarbulu.wordpress.com/2010/03/18/cambio-climatico-y-su-impacto-global/. Pronto redactaré uno sobre sus efectos en nuestro país.

https://diegoarbulu.wordpress.com. Derechos reservados 2010.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: