Posteado por: Diego Arbulú | octubre 26, 2009

1066, la conquista de Inglaterra

Hace casi mil años, una gran guerra se desató en las Isla Británicas. Tres reinos entraron en pugna, y la victoria de cualquiera de ellos cambiaría para siempre la historia inglesa: El recientemente coronado rey de Inglaterra, Harold Godwinson, los normandos, encabezados por el gran duque William, deseosos por expandir sus territorios, y los vikingos, bravos guerreros que invadirían Inglaterra bajo el mando de su rey, el gran Harold Hardraada.

Inglaterra, cuna del pueblo anglosajón, era un territorio próspero y fértil codiciado por numerosos reinos. El rey inglés Harold Godwinson temía una invasión normanda por el sur, a través del Canal de la Mancha. Por tal motivo decidió desplazar al grueso de su ejército a la costa sur de Inglaterra. Sin embargo, no sabía que a la par, el rey Harold Hardraada cruzaba el mar desde Noruega para desembarcar en el norte inglés.

Los vikingos llegaron con su poderosa flota a Scarborough, dando inicio a la invasión. Por la ausencia del rey de Inglaterra, que se encontraba en el sur, la nobleza local se hizo cargo de la defensa del reino, organizada cerca a la ciudad de York, la más importante del norte inglés. Así se libraría entonces la batalla de Fulford. Hardraada atrapó a los ingleses con un movimiento de pinza y destrozó a sus unidades, y así el norte de Inglaterra cayó en manos de los invasores. Sin embargo, la noticia llegó rápidamente al sur, y ahora Harold Godwinson se enfrentaba a una encrucijada. Decidió partir al norte, dejando al sur desprotegido, para enfrentar a los vikingos. Marchó rápidamente con su ejército, cubriendo 400 kilómetros en apenas cinco días, toda una hazaña para la época. Al llegar, plantó batalla a Hardraada en las cercanías de Stamford Bridge.

La batalla de Stamford Bridge significaría la victoria de las tropas inglesas y la destrucción del ejército vikingo, además de la pérdida de su rey, pues Harold Hardraada caería durante el combate contra los ingleses, muerto por una flecha en la garganta. Los noruegos se vieron obligados a regresar a su patria con grandes dificultades, como lo demuestra el hecho de que tras haber llegado con trescientas naves, tan sólo veinticuatro volvieron a Noruega. El norte inglés estaba nuevamente en manos de su rey, pero el peligro no había terminado.

Y es que durante la ausencia de Godwinson del sur, los normandos cruzaron el Canal de la Mancha y desembarcaron en Sussex. Así que Godwinson y su cansado ejército se pusieron nuevamente rumbo al sur, para enfrentar esta nueva amenaza contra su reino. Los siete mil soldados ingleses llegaron a Senlac Hill, para enfrentarse a ocho mil soldados normandos apoyados por caballería pesada, la fuerza de élite del duque Guillermo. Con ambas fuerzas frente a frente, se dio inicio a la batalla de Hastings, el 14 de octubre de 1066.
Tapiz de Bayeux - Conquista normanda de Inglaterra

En Hastings, Harold Godwinson fue derrotado y murió en el transcurso de la batalla, unos dicen que por una flecha en el ojo, otros sostienen que fue liquidado por un grupo de caballeros normandos. Más allá de este detalle, la derrota inglesa y la muerte de Godwinson hicieron que el duque Guillermo pasara a ser el nuevo rey de Inglaterra. El tapiz de Bayeux (en la imagen), elaborado posteriormente, narra mediante gráficos la campaña de los normandos en el suelo inglés, y rinde homenaje a quien sería conocido como el rey Guillermo I.

https://diegoarbulu.wordpress.com. Derechos reservados 2009.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: