Posteado por: Diego Arbulú | diciembre 12, 2008

Leoncio Prado, parte I

Hace unos días sentí curiosidad por conocer más sobre la vida del hombre que da su nombre al Colegio Militar de Lima, Leoncio Prado, escenario de la obra La Ciudad y los Perros de Mario Vargas Llosa. 

Leoncio Prado vivió sólo hasta los 29 años, pero su corta vida estuvo llena de aventuras y marcada por el servicio desinteresado tanto a la patria como a la causa de la libertad. 

Nació en Huánuco, en 1853. Su padre, profesor del Colegio de Minería, sería posteriormente Presidente del Perú. Me refiero a Mariano Ignacio Prado. Lo llevaría a Lima en 1859, habiendo alcanzado el grado de coronel del ejército. Siendo niño, muestra ya inclinación por las armas, en sus juegos o siguiendo con atención los ejercicios y las paradas del Regimiento comandado por su padre.

Inicia la carrera militar a los 9 años. Ya a los 12 era cabo en su Regimiento. Justamente al cumplir los doce años, en 1865, el Perú se ve amenazado por la escuadra española que se apodera de las islas Chincha, base de nuestra economía en aquella época ya que ahí se encontraban los depósitos de guano. El gobierno se vio en la obligación de negociar con los españoles y aceptar condiciones humillantes que fueron rechazadas por la población. En este contexto, en Arequipa, el padre de Leoncio, Mariano, se alza en armas contra el gobierno, tomando como suya la causa de la dignidad nacional, e inicia una campaña y marcha hacia Lima. Tomará la ciudad finalmente el 6 de noviembre de 1865.

Ya establecido su padre como presidente, es incorporado a los 13 años como tripulante del Apurímac. Se forma una escuadra junto con Chile para hacerle frente a la presencia española en el Pacífico. Participará entonces el joven Prado en el combate naval de Abtao, el 7 de febrero de 1866, contando con apenas 13 años de edad y ostentando el rango de guardiamarina. Así recibe su primera medalla de guerra. Sin embargo las duras condiciones de la vida en alta mar hacen mella en su salud y se ve obligado a reposar en Lima. En la ciudad recibirá el grado de subteniente.

Sin embargo la amenaza sobre el país no había cesado. Tras el ataque de la escuadra española sobre Valparaíso, el Callao estaba amenazado. El puerto se prepara para resistir el ataque. El joven Leoncio se escapa del hogar materno, siente que su lugar y obligación están en el campo de batalla, defendiendo al país. El 2 de mayo de 1866 se da el combate en el Callao. Las naves españolas no resisten a las defensas costeras y son obligadas a replegarse en San Lorenzo. Por su arrojo en el combate, se le otorga el rango de Alférez de Fragata. Su carrera ahora proseguirá como oficial de la Marina de Guerra. 

En 1867 se le comisiona como parte de una expedición militar a la selva. La misión era recorrer y explorar parte de los ríos de nuestra Amazonía. Durante la misión conoce al sabio italiano Antonio Raymondi, que exploraba la región. De hecho, Leoncio Prado se pierde cumpliendo su deber en la selva. Vagó por varios días tratando de llegar a un foco de civilización. Sería finalmente el mismo Raymondi quien organizaría una expedición y quien lo encontraría y rescataría. Permanecería en Iquitos hasta 1868, cuando al cumplir los 15 años vuelve nuevamente a Lima.

Es enviado por el gobierno peruano, ahora bajo la presidencia de Pardo, a estudiar en Richmond, EEUU. Viviendo en los Estados Unidos, se interesa en el proyecto y la lucha de independencia cubanos, dediciendo partir hacia Cuba para colaborar con su proceso de independencia.

En 1874 llega a La Habana. Rápidamente se percata de la desigualdad de materiales y recursos entre el bando cubano independentista y el español. Contaba ya con 21 años. Sabe que, para consolidar el proceso independentista, hacen falta acciones de peso, como capturar barcos de guerra españoles y ponerlos bajo bandera cubana, para equilibrar la guerra en el mar. Traza un plan que, aunque admirado, es desechado por las autoridades cubanas al ser demasiado arriesgado. Falto de apoyo oficial, decide personalmente hacerse cargo de una operación de este tipo. Sostiene que “Para ser completa la emancipación de la América Colonial, el mar Atlántico reclama un  2 de mayo tan americano y concluyente como lo tuvo el mar Pacífico en las aguas del Callao”. 

Se dirige a La Española. Ahí espera la llegada de un barco español, el Moctezuma, armado con 2 cañones y tripulado por sesenta hombres. Encabezando un puñado de hombres armados con revólveres, se embarca en la nave. Han empacado machetes en el equipaje, pero este es dejado en cubierta, bajo la vista de los españoles, y su uso se hace imposible. Ya en alta mar, durante una cena, los conjurados encabezados por Prado develan sus intenciones en el comedor de la nave y hasta se ven obligados a usar sus armas, asesinando al capitán de la nave. Fue así como Prado, con diez cubanos armados con revólveres, capturaría un barco español con sesenta tripulantes. Izan la bandera cubana en el mástil y bautizan a la nave como Céspedes, en homenaje a un héroe de la independencia cubana.

Lamentablemente fueron perseguidos por las autoridades españolas en el Caribe, varias naves de guerra iniciaron la persecución del Céspedes, cuyo asalto había causado asombro y alarma en toda la América Latina, así como lógica algarabía en Cuba. Las autoridades españolas incluso solicitaron que los países latinoamericanos den tratamiento de corsarios a Prado y sus hombres, pero ningún país aceptó. La persecución continuó hasta que se vieron obligados, al acabárseles el carbón, a destruir la nave en costas centroamericanas. En reconocimiento a su hazaña, el gobierno cubano reconoció a Prado con el rango de coronel de su ejército, y actualmente es considerado dentro del panteón de héroes de la independencia de la isla.

https://diegoarbulu.wordpress.com. Derechos reservados 2008.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: