Posteado por: Diego Arbulú | septiembre 15, 2008

Más sobre los vuelos secretos de la CIA

Sigo entonces con la continuación del post “Los vuelos de la infamia de la CIA” https://diegoarbulu.wordpress.com/2008/09/09/los-vuelos-de-la-infamia-de-la-cia/. Se trata básicamente de la constitución y los métodos de operación de una red de aviones y personal de la CIA encargados de detener ciudadanos en X parte del mundo de X nacionalidad que son sospechosos de terrorismo para conducirlos a cárceles secretas alrededor del mundo donde se les tortura y se les detiene privándoles de sus más básicos derechos.

Si, sé que todo esto tiene un aire de teoría de conspiración y mera palabrería, pero la información que estoy transcribiendo en este post y en el anterior proviene de un documental de Discovery Channel que se llama “Vuelos Secretos” el cual fue transmitido hace unos días en ese canal. Basta además navegar un poco con la ayuda de Google para buscar más información al respecto, y uno la encontrará no tan solo en blogs y documentales, sino en reportajes de agencias de prensa como el NY Times y la cadena ABC News. Y en diarios españoles se encontrará información que denuncia lo de los vuelos que se estacionaron en Mallorca, por ejemplo, cuando hacían una parada de descanso tras torturar prisioneros, supuestamente en Polonia.

¿Quieren algo más específico? Bueno, vamos ahora a trabajar con nombres. Dos casos específicos de ciudadanos que sufrieron la experiencia que narré en el post anterior. El primero de ellos, Khaled El Masri.

Khaled El Masri

Khaled El Masri

Khaled El Masri es un ciudadano alemán que pese a sus rasgos árabes y su origen libanés tiene los derechos de cualquier otro ciudadano de la Unión Europea. Se dedicaba al negocio de la venta de autos usados. A finales de 2003 fue secuestrado por la CIA en Macedonia al estar en Skopje pasando unas vacaciones. Investigaciones posteriores han revelado que el avión que trasladó a El Masri de Skopje a Kabul partió de Palma de Mallorca. Fue entonces trasladado a la capital afgana y recluído en una prisión de máxima seguridad donde fue torturado (lo golpearon, violaron y obligaron a beber agua en estado de descomposición). Tras cuatro meses de detención, el ex director de la CIA, George Tenet, se dió cuenta que se había cometido un error en su detención y ordenó que sea liberado (si es que estas bestias de la CIA son ineptos hasta en su cúpula… no han podido siquiera matar a Castro tras 600 intentos). Lo volvieron a montar en un avión, lo llevaron a Albania y lo soltaron en un bosque con los ojos vendados en mayo de 2004.

La vuelta al mundo real significó un duro golpe para este ciudadano común y corriente. Tuvo que volver a reunirse con su familia, que no sabían nada de el desde hacía 5 meses. Luchar con el trauma psicológico y el estrés que representa la experiencia que sufrió. No recibió siquiera una disculpa de sus captores al momento de liberarlo, ni siquiera dinero para tomar un tren hacia su país. Científicos de Munich analizaron su cabello y determinaron que en el tiempo en el que estuvo ausente sufrió una severa desnutrición, debido a que hizo huelga de hambre exigiendo derechos durante su estancia en Kabul. Ha tenido problemas con la ley derivados de los traumas de la experiencia que sufrió. Actualmente está recluído en una institución psiquiátrica tras protagonizar un ataque en una tienda. Sigue sin recibir disculpas ni indemnización alguna. Un tribunal alemán emitió una orden de captura contra 13 agentes de la CIA sospechosos de haber participado en su captura (los 13 huevones que se fueron a vacacionar al resort en Palma de Mallorca que mencioné en el post anterior), pero ya se sabe lo que hará el gobierno de EEUU con la orden de detención…

¿Más información de este caso? Toma nota:

http://en.wikipedia.org/wiki/Khalid_El-Masri

http://www.guardian.co.uk/world/2005/jan/14/usa.germany

http://www.timesonline.co.uk/tol/news/world/us_and_americas/article745964.ece

http://news.bbc.co.uk/1/hi/world/americas/4504292.stm

El segundo caso es de un canadiense que digamos, tuvo más “suerte”. Maher Arar es canadiense y reside en Canadá, pero tiene también ciudadanía siria. Se dedicaba a diseñar software para una empresa con sede en los Estados Unidos ¿Su error? Hacer una escala de vuelo en la ciudad de Nueva York. Allí, con información SUMINISTRADA POR SU PROPIO GOBIERNO, fue detenido por la CIA y enviado en un vuelo secreto a Siria, donde los Estados Unidos también tiene una cárcel (eso no se lo esperaban, ¿verdad?). Arar estuvo allí detenido aproximadamente un año en condiciones infrahumanas, siendo torturado en repetidas ocasiones.

Esto es parte de su testimonio:

Me llevaron en un jet privado a Siria. No había luz allí (en la celda). Tenía tres pies de ancho, seis de profundidad y siete de altura. Era una cámara de torturas.

La primera vez que me golpearon yo estaba en la silla. Vino y me dijo: “¿Sabes qué es esto?” Me mostró el cable y empezó a golpearme por todo el cuerpo… Muy rápido, uno después de otro, y yo gritaba al final. Deseaba tener algo en las manos para defenderme.

Soy una persona completamente distinta ahora, todavía tengo miedo. No me animo a volar. No encuentro trabajo. Una gran distancia me separa de mis hijos. Arruinaron mi vida, arruinaron mi vida.

Estuvo 10 meses detenido en Siria, hasta que los genios de la CIA determinaron que habían vuelto a cometer un error. Que habían vuelto a cagarle la vida a alguien inocente. Que su supuesto sistema de “inteligencia” está cargado de negligencia, prejuicios, errores e ineptitudes. En fin, lo mismo que en el caso de El Masri.

Lo llevaron a Canadá y lo liberaron. empezó entonces una lucha, una nueva, para poder limpiar su nombre y el de su familia. Había, por supuesto, perdido su empleo (eso pasa cuando desapareces por 10 meses sin explicación alguna, ¿no crees?). En el 2006 el gobierno canadiense determinó que era inocente (otros genios), y determinaron que la información que habían suministrado al gobierno de EEUU que precipitó su detención en NY por la CIA era errada. El Primer Ministro incluso le pidió disculpas… ya saben dónde se puede meter sus disculpas…

A Maher Arar su gobierno le dió una indemnización de 8.9 millones de dólares. Sin embargo, no creo que haya cantidad de dinero alguna que ayude a superar el trauma que este hombre experimentó. Lo positivo de su caso es que por primera vez un gobierno occidental aliado de los Estados Unidos reconoció que uno de sus ciudadanos fue detenido injustamente y torturado. El pago de esa indemnización así lo señala. El pago de esos 8.9 millones de dólares es una prueba palpable de que los Estados Unidos viola sistemáticamente los derechos humanos y recurre a la tortura. No es necesario que Bush salga diciendo que su trabajo es proteger a los Estados Unidos pero no puede revelar los métodos que se usan. Hay gente más honesta y creíble que ha sobrevivido al tour de la CIA y nos están revelando la verdad.

¿Más sobre Maher Arar?

http://blogs.20minutos.es/enguerra/post/2007/01/30/acuando-va-pedir-perdon-eeuu-el-secuestro-y-tortura-de

http://www.elperiodicodemexico.com/nota.php?id=31904

http://www.maherarar.ca/

http://www.cbsnews.com/stories/2004/01/21/60II/main594974.shtml

https://diegoarbulu.wordpress.com. Derechos reservados 2008.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: