Posteado por: Diego Arbulú | septiembre 9, 2008

El Colisionador de Hadrones LHC: La Máquina de Dios

Hoy iba a seguir dándole palo a la CIA, pero la noticia del colisionador de hadrones me tomó por sorpresa. Le había perdido la pista desde que me enteré de su existencia leyendo “Angeles y Demonios” de Dan Brown. Aunque el libro me pareció una copia del Código da Vinci, me pareció interesante la descripción que hizo del colisionador e investigué si era cierto o si era parte de la ficción del libro. Y cuál sería mi sorpresa al ver que en efecto el colisionador de hadrones (LHC en sus siglas en inglés) si existía y se proyectaba ponerlo a funcionar para este año.

La "Máquina de Dios" por dentro

LHC por dentro

Mañana encenderán la llamada Máquina de Dios. Pero exactamente, ¿qué diablos es eso? y ¿por qué tiene un nombre tan apocalíptico? Básicamente es un acelerador de partículas gigante, que está ubicado entre las fronteras de Francia y Suiza. Está construído bajo tierra y en su construcción participaron más de 2 mil físicos de alrededor de 35 países. Su costo superó los 6 mil millones de dólares y demandó más de 20 años de trabajo. ¿Su objetivo? Acelerar partículas atómicas a una velocidad cercana a la de la luz para encontrar el llamado “bosón de Higgs“, una partícula elemental en el mundo de la física que se supone que es el origen de la masa de las otras partículas. Recibe, por lo elemental que es, el nombre de Dios de las Partículas.

El LHC es básicamente un túnel circular. Tiene 27 kilómetros de largo y se encuentra en profundidades de entre 50 y 120 metros bajo la superficie. Está dividido en ocho sectores de 3,3 kilómetros y su temperatura está siendo disminuída desde hace año y medio, buscando llegar al cero absoluto (271 grados centígrados bajo cero).

Diagrama de la ubicación del acelerador

Diagrama de la ubicación del acelerador

Mañana empezará el proyecto científico más ambicioso e importante de la historia del hombre. El acelerador permtiría encontrar respuestas a interrogantes como el origen del universo o el funcionamiento de las leyes que lo rigen. Acelerará y hará chocar partículas con energías nunca antes imaginadas. Estos choques producirán una lluvia de energía aún más alta, y se espera que esto origine nuevas partículas, incluso unas como el bosón, que nunca antes ha sido identificada. El LHC permitirá recrear el origen del universo cuando tenía una millonésima de millonésima de segundo de creado.

Pero no todo es euforia con respecto a la Máquina de Dios. Hay grupos ambientalistas que se oponen al funcionamiento del LHC y divulgan teorías como que el acelerador creará un agujero negro que se tragará a la Tierra, e incluso sacan a relucir profecías de Nostradamus que supuestamente se refieren al funcionamiento de la Máquina de Dios. Nada más quedará esperar y ver, pero si llega a desatar el fin del mundo, pues nos vemos en el infierno.

https://diegoarbulu.wordpress.com. Derechos reservados 2008.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: