Posteado por: Diego Arbulú | julio 30, 2008

Il Duce y el fascismo

Benito Mussolini nació el 29 de julio de 1883 en Dovia di Predappio, Italia. Su figura en la historia moderna italiana cobra relevancia al recordar la participación de dicho país en la Segunda Guerra Mundial y la concepción y desarrollo de un modelo estatal con el fascismo como base política con él como protagonista.

Il Duce comenzó su carrera política como reportero en el norte de Italia. Fue nombrado director del diario oficial del Partido Socialista Italiano, el Avanti!. Desde esta tribuna y según el desarrollo de las circunstancias adoptó diversas posturas, situación que se ve reflejada con el estallido de la Primera Guerra Mundial, dado que en un principio repudió el conflicto como una lucha de caracter imperialista, pero posteriormente defendería el ingreso de Italia a la guerra del lado de los Aliados. De hecho el conflicto cobró tal dimensión que Mussolini decide fundar su propio periódico, Il Popolo d’Italia, desde donde lanza ataques contra quienes considera los enemigos de Italia a nivel interno, consolidando su visión política y sembrando las raíces del movimiento que estaba por nacer.

Y es que tras el fin de la guerra decide entrar de lleno en el mundo de la política, fundando los Fascios de Combate en Milán. El caos de la posguerra, la crisis económica, la situación internacional y específicamente a nivel europeo en el campo político y el mensaje del nuevo grupo fascista calaron ampliamente entre la población. Atacaba a los socialistas con el respaldo de los grupos de poder político y económico, y, tras ganarse la confianza y el respeto del ejército y el rey Víctor Manuel III, marcha sobre Roma con los Fascios en 1922, aceptando el ofrecimiento de la monarquía de constituir un gobierno. Italia pasó entonces a ser un régimen fascista y unipartidista basado en la represión y en el apoyo con el que contaba de las fuerzas armadas.

Benito Mussolini, Il Duce

Benito Mussolini, Il Duce

El gobierno fascista era contradictorio. Impulsaba el capitalismo, pero el Estado controlaba los sindicatos. El derecho a la huelga se abolió, pero los servicios sociales impulsados desde la cúpula gubernamental aumentaron. Pero en cuanto a política exterior no dejó lugar a dudas al atacar Etiopía y apoyar con tropas y suministros a los nacionalistas de Franco en la Guerra Civil Española. El broche de oro de esta política agresiva e imperialista -que recordaba a la del Imperio Romano- fue la alianza que estableció con Hitler y que dio origen a la formación del Eje en 1939.

El estallido de la Segunda Guerra Mundial trajo como consecuencia la participación de Italia en el conflicto a partir de 1940. Las campañas italianas se cuentan por desastres, desde Tobruk y la campaña contra lo británicos en Libia, hasta la pérdida de gran parte de su flota en Tarento, pasando por la pésima defensa de Sicilia y el Estrecho de Messina. El régimen perdió el apoyo popular durante la guerra de tal forma que para 1943 era insostenible. Fue destituído ese mismo año y se refugió en el norte de Italia, controlando dicha zona del país únicamente porque contaba con el apoyo alemán.

Pero la derrota del Eje era inevitable, así como el fin de Il Duce. Intentó refugiarse en Suiza con su amante, Clara Petacci, pero fueron detenidos por partisanos italianos cerca a la frontera con el país alpino. Sin mediar juicio alguno, conscientes de sus crímenes, los partisanos fusilaron a ambos cerca del lago Como, y sus cadáveres fueron expuestos en una plaza de Milán en abril de 1945, pocos días antes del fin de la guerra.

¿Piñata fascista? Cadáver de Mussolini colgado en Milán (centro)

¿Piñata fascista? Cadáver de Mussolini colgado en Milán (centro)

Mussolini, antes de convertirse en piñata, definió el fascismo de la siguiente manera (1932):

“La concepción fascista del estado es totalmente incluyente; fuera del mismo no puede existir ningún valor humano o espiritual, mucho menos tener valor. Comprendido esto, el fascismo es totalitario, y el estado fascista – síntesis y unidad que incluye todos los valores – interpreta, desarrolla y potencia toda la vida de un pueblo.

El fascismo es una concepción religiosa en la que un hombre es visto bajo la perspectiva de su relación inmanente con una ley superior y con una Voluntad objetiva que trasciende al individuo particular y le eleva a la pertenencia consciente a una sociedad espiritual. Cualquiera que no haya visto en las políticas religiosas del régimen fascista nada más que mero oportunismo, no ha entendido que el fascismo, aparte de ser un sistema de gobierno, es también, y sobre todo, un sistema de pensamiento.”

No soy de izquierda, ni socialista, ni “progre” o “caviar”, ni simpatizo con esas corrientes de forma alguna, desde lo social hasta lo económico. Pero eso no significa tampoco que sea fascista. Creo que en el mundo moderno nos acostumbramos a repetir de forma ciega palabras que entendemos como peyorativas pero cuyo verdadero significado no valoramos ni terminamos de entender. Esta misma generación es la que, por ejemplo, juega con la palabra amor o la frase te amo de forma tal que parece haber perdido el valor que intrínsecamente debería tener. Por repetición, pasan a formar parte del vocabulario cotidiano sin medir el peso que tienen, su significado real, su valor histórico, y el peso en sangre y muerte que, como en el caso del fascismo, simbolizan. Llamar fascista a alguien que protesta por el cierre de un canal de televisión, más allá de lo peyorativo que crean que pueda ser, es históricamente incorrecto, y revela la ignorancia de quien usa el término sin mayor reparo obviando uno de los capítulos más sangrientos de la historia moderna del hombre. Que fechas como hoy sirvan para conocer y recordar un poco más fragmentos de la historia que traemos a colación de forma arbitraria, incompatibles afortunadamente con nuestro concepto de mundo plural y moderno.

https://diegoarbulu.wordpress.com. Derechos reservados 2008.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: