Posteado por: Diego Arbulú | julio 21, 2008

La alargada sombra de Samuel Eto’o

El título de este artículo lo tomo de uno que hace ya 3 años escribió Tomás Roncero en el diario deportivo español As, cuando el Barcelona era una máquina de hacer fútbol y Samuel Eto’o era su principal arma ofensiva -con permiso de Ronaldinho- y su nombre provocaba pavor en las defensas rivales. Decía Roncero que su sombra era alargada por el pasado madridista del jugador y el particular hecho de que se había convertido en un especialista en marcarle goles al club capitalino.

Ahora, 3 años después, la sombra de Samuel Eto’o sigue siendo tan larga como en ese momento, pero por diferentes motivos. El actual cuerpo técnico de Barcelona no cuenta con el y ya Pep Guardiola le ha dicho que se busque equipo para la próxima temporada. La idea es venderlo por una cantidad que oscilaría entre 25 y 30 millones de euros, considerando la edad del jugador y su cartel como goleador en Europa. Con ese mismo dinero se busca la llegada de otro delantero centro de diferentes características, como Adebayor, Drogba o Berbatov. De los tres, el que más me gusta es el búlgaro, que viene demostrando su capacidad de definición desde su época en el Bayer Leverkusen, y creo que está capacitado para dar el salto a un club grande.

Pero la cuestión es que hasta ahora no hay ofertas concretas por el goleador africano. Se barajan rumores de Londres y Milan, pero ninguno se ha concretado en una oferta formal. Eto’o en estos momentos está en Escocia con el resto de la plantilla blaugrana preparándose de cara a la próxima temporada y esperando noticias sobre su futuro. Es curioso, porque al analizar el mercato europeo de fútbol es fácil notar que hay ausencia de ofertas de gol, cosa que el buen Samuel ha sabido siempre aportar. Cualquier equipo élite de Europa debería estar encantado de contar con un miembro así en la plantilla, pero de momento, hoy, 21 de julio de 2008, no hay nada resuelto.

Es ahora entonces que uno recuerda las salidas de tono del amigo Samuel, sus comentarios que dinamitaban el vestuario, sus polémicas declaraciones a la prensa, el golpe que le dió a un reportero en Camerún cuando estaba concentrado con su selección y demás joyas que deja para el recuerdo de la videoteca durante su etapa blaugrana. Creo que Samuel Eto’o es una gran persona, y nunca olvidaré su frase llena de humildad durante una entrevista, “No puedo creerme mejor que nadie, porque aprendí a jugar al fútbol descalzo”, pero al parecer los grandes clubes son reacios a un jugador que rompe defensas con la misma facilidad con la que rompe la armonía del vestuario.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: